BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates

Diario Vivo

Durante una noche única, Diario Vivo lleva el arte de narrar historias verdaderas a los escenarios. Siete narradores españoles, en mayoría periodistas, comparten con nosotros en directo relatos cortos, relevantes, impactantes y de implicación personal. Cada Diario Vivo es efímero e irrepetible: no se reproducirá, no podrá filmarse, y por ello no se verá después en ninguna red social o pantalla. El espectador sólo podrá llevarse a casa un folleto y el recuerdo de las historias representadas.

Más información – Reseñas – Vídeos

DIARIO VIVO es una noche única en la que varios narradores (periodistas, pero también escritores, fotógrafos, locutores de radio, guionistas, artistas…) relatan historias verdaderas, íntimas, impactantes y, en la medida de lo posible, inéditas.

Es un espectáculo teatral de narrativa real. Durante hora y media aproximadamente, con interludios musicales, estos narradores profesionales (que pueden ser entre 6 y 10) comparten relatos cortos, con una mirada personal, desde sus emociones. En directo. Sin red. Como si fueran actores.

La narrativa se sube al escenario: en vez de hojear un diario, un magacín o una revista, en vez de hurgar en un periódico digital, el espectador asiste a una representación. Propone una liturgia sin interrupciones. Como en la ópera o el teatro, se ruega que el espectador apague su móvil.

Diario Vivo es un medio periodístico que sólo se expresa por la vía escénica.

DIARIO VIVO es efímero e irrepetible: el espectáculo nunca más se verá, ni se reproducirá, como la vida misma; no puede ser filmado y por ello no se podrá reproducir en ninguna plataforma digital o red social. El espectador sólo podrá llevarse a casa un folleto y el recuerdo de las historias contadas.

En el escenario, los distintos «autores» disponen de un micro y actúan delante de una pantalla que puede servir de soporte para elementos multimedia, si la narración lo requiere: vídeos, fotos, gráficos, animaciones, pueden aparecer para realzar y potenciar el relato.

Cada DIARIO VIVO es único y creativo. Músicos, bailarines, artistas plásticos o digitales pueden intervenir en la coreografía del evento.

De dónde

Al calor del resurgir del «story-telling» estos últimos años, han aparecido muchas iniciativas interesantes.

En DIARIO VIVO tenemos un claro referente: «Pop-Up Magazine», nacido hace unos diez años en California de la mano del autor-periodista Douglas McGray, quien tuvo la atrevida idea de poner en el escenario a profesionales de la narrativa real, desde cronistas judiciales a cineastas, desde escritores a artistas. Por primera vez, en el mismo escenario de grandes teatros, las fronteras de las «narrativas de lo real» desaparecían. Hoy «Pop-Up Magazine es un exitazo de crítica (New York Times, Washington Post, Los Angeles Times…) y de público (salas de unas dos mil butacas que se venden en sólo unas horas).

Desde 2014, el concepto se ha extendido en Francia bajo el nombre de “Live Magazine”, igualmente aplaudido por todos los medios de referencia, desde el diario “Le Monde” hasta la revista “Télérama”. El «Live» ha suscitado y genera entusiasmo en prestigiosos teatros de París, Marsella o Lyon -que siempre se llenan- y dentro del marco de festivales de fotografía, literatura, teatro…

Desde hace poco, iniciativas muy similares han brotado con éxito en Dinamarca, Holanda, Bélgica. Y ahora en España, con DIARIO VIVO.

Por qué y para qué

Vivimos en la era de la «posverdad», de los «fake news», un panorama marcado por una desconfianza generalizada hacia los medios y las narrativas en general. Bien lo sabemos: los relatos, y sus autores, están en tela de juicio.

DIARIO VIVO es un camino para que los «contadores de historias» vuelvan a conquistar credibilidad y legitimidad. A nuestro juicio, ellos son imprescindibles para leer y descifrar nuestro complejo mundo. Pensamos que si estos narradores, desde su autenticidad y compromiso profesional, se arriesgan en directo, sin intermediación de ningún tipo, sin ninguna pantalla, el impacto es mayor y genuino. La presencia física, la voz, los titubeos, los silencios, amplifican el relato y lo arraigan en las emociones.

DIARIO VIVO pretende volver a la esencia de las historias y a las virtudes de la transmisión oral. En nuestro mundo digital global, estamos saturados de informaciones, «links», «twits», «likes» en Facebook, imágenes en Instagram…Esta saciedad nos está enajenando y nos dificulta estar en la escucha activa. Sólo este tipo de escucha atenta permite que las historias nos dejen una huella imborrable.

Por eso mismo un DIARIO VIVO no se graba ni se fotografía. Es la única forma para que lo que pase en el escenario cobre su máxima fuerza. Son condiciones idóneas para que se manifieste una emoción genuina entre los «autores» y el público.

DIARIO VIVO es una modalidad de periodismo con emoción.